9 jun. 2008

Diario De Un Informático

Hoy os hablaré un poco de mi vida, como una autobiografía, ya que no puedo escribir un libro por falta de ideas y originalidad, pues pongo un pequeño trocito de mí.
Todo empezó cuando yo era aun un feto, mi madre se ve que por equivocación en vez de seguir una rutina como todas las mujeres embarazadas, no se sabe lo que pasó y me radió más de lo debido, esto provocó que desde que estaba en su vientre ya estuviera pensando en una palabra "informaaaaaaaaatica" y así empezó mi eterno sino. Aquí una muestra de mi primera ecografía, ya se me veía venir. Estos primeros contactos con la informática me parecían algo realmente excitante, y pensé, como no, en un futuro que me daría una vida impecable, pensé que llegaría a ser uno de los hombres más ricos del mundo. Gracias a eso quería salir lo más rápido del vientre de mi madre, y poder tocar un ordenador con mis manos, poder sentir la corriente en mis dedos, y poder tener uno de los dedos más rápidos del mundo.
Mis padres estaban contentos, pues desde el principio tenían claro que yo iba a ser informático, y claramente se me notaba con gran diferencia, aquí una foto de mi madre con 8 meses de embarazo.

Así fue como comenzó todo. A los 9 meses nací yo y claramente estaba decidido a comerme el mundo.
Después de nacer, como no, me empecé a dar cuenta que la informática no me daba dinero, sino muchísimo trabajo, cada día más y entonces empecé a comprender que no había sido una buena idea esto de ser "informático". Que engañado estaba, pensé que sería uno de los pocos en saber algo de este trabajo, y me di cuenta poco a poco que existían otros especimenes como yo, que se dedicaban a lo mismo. Pero aun así no me di por vencido, yo sabía que mi futuro sería grandioso, que mi vida sería pletórica, que disfrutaría de una novia preciosa y de vacaciones pagadas y viviría como un rey.
Empecé a buscarme aliados para sacar el trabajo adelante, pero como esto ocupa demasiado tiempo, no tenía vida social para hacer amigos, y cada vez se me amontonaba más el trabajo. Decidí hacer lo primero que se me pasó por la cabeza, fichar a mi gato para que me ayudara a hacer las tareas que me mandaban, y así fue como entre los dos empezamos a conseguir grandes logros. Una foto del taller
Como podéis ver mi "socio" trabajaba a destajo, y esto fue sólo el principio. Digo sólo, porque no hubo final, bueno sí, para mi socio si hubo final, el estrés lo dejó sin pelo, y el pobre cambiando el ventilador de la fuente de alimentación murió triturado. Gracias a él gané algo de dinero, no como informático, sino como vendedor de pollo en el chino de la esquina.
Comprendí entonces que la vida era muy dura, y que sin un coche no podría sacar todo ese trabajo adelante, así que me puse manos a la obra y empecé a organizar mi trabajo para poder comprar el coche que tanto trabajo me sacaría adelante. Necesitaba un buen coche, pero como todo en mi vida, se relacionó con la informática.
Mi coche como emprenderéis era el de la izquierda, ya que no tenía dinero para comprarme el de la derecha, suponía que como en todo, con "unos arreglos" se puede reciclar, el mecánico me aseguró que eso era un pequeño fallo del sistema y con dos o tres parches eso se arreglaba. Creo que me devolvió la misma frase que le dije cuando le arreglé su ordenador. Gracias a eso mi coche acabó siniestro.
No quise agachar la cabeza, e hice caso a mi madre, empecé a tener vida social, y vi como se podía conjuntar perfectamente las dos cosas, vida social y mi trabajo. Estaba pletórico.
Pero como todo en la vida del informático, todo lo que empieza mal acaba mal, y así fue como acabó mi relación, creo que mi novia no quería que me dedicara a eso de la informática porque me decía que estaba obsesionado, que todo el trabajo me lo llevaba a casa y que no le prestaba atención, hoy en día aun me pregunto porqué lo decía, creo que le prestaba toda la atención del mundo, pero claramente pasaba como yo me lo imaginaba, ella no me entiende.
Después de unos años de trabajo, de acostarme de madrugada, y de varias ciber-relaciones, decidí que lo mejor, era comprarme una casa, y así fue, me compré la casa más bonita de todo el barrio, con sus rejas de seguridad y todo.
Y así fue como empezó mi verdadera vida. Ya tenía mi casa, y aun seguía trabajando de informático, era un sueño hecho realidad. No había nadie que me llevase la contraria, (porque no hablaba con nadie).
Años más tarde mis padre me dijeron que estaba demasiado obsesionado con la informática, y creo que tenían razón, pues empecé a ver cosas que no se adaptaban a la realidad.
Claramente empecé a ver que mi vida era un caos y decidí poner la solución a todos mis problemas, me tomé unas merecidas vacaciones. En una playita y sin nadie que me molestase, la verdad que fueron unas vacaciones estupendas, aun guardo fotos de aquellos días.

Claramente vi que mi vida se estaba esfumando delante de mis ojos, y que en mi casa ya no daban un duro por mí, así que decidí darle una vuelta a todo esto, e hice lo mejor que podía hacer, lo que nadie se esperaba, le dí un giro radical a mi vida y me casé.
Y así pasó toda mi vida, rodeada de informática a donde quiera que fuera, nadie me decía nada y yo no decía nada de nadie, estaba claramente pensando en lo mismo todo el día, lo sé porque había cosas a las que nunca le encontré sentido. Incluso cuando iba conduciendo pensaba a cada momento en la informática.
Y así fue como pasé mi vida, rodeado de la informática y siendo el hombre más pobre del mundo. Sin amigos, sin vida social, casado con un ordenador, y viendo como mi vida pasaba a través de una pantalla.
Me río yo de todos aquellos que me decían que nunca llegaría a nada, cada día tenía dinero para comprar pan, pagar la luz y el agua. La casa, el coche y demás me lo siguieron pagando mis padres porque no me daba el sueldo para nada más, pero fui un gran hombre.
Hoy en día estoy muy tranquilo y tengo muchísima gente a mi alrededor, además de que estoy descansando todo el día. Sigo trabajando, pero ya ni se me acumula, si es que.... la gente tiene que ser más confiada, !!!hasta tengo casa nueva¡¡¡. Y para todos aquellos que siempre dijeron que no sería nadie, una foto de mi casa para que os coma la envidia. Saludos.


Las imágenes han sido cogidas de diversos sitios, si el/l@s dueñ@s de las mismas quieren que ponga sus nombres, lo haré con mucho gusto.

1 comentario:

BlogSTD dijo...

Muy bueno, original si señor...

Blogs